Morena - academicos circulo - John Ackerman.png

John Ackerman

Académico, activista y

politólogo de la UNAM

Este sábado, 5 de febrero se reunieron más de 3 mil militantes y simpatizantes fundadores de Morena en el Monumento a la Revolución para decir ya basta a los constantes abusos cometidos por la cúpula del partido. Fue una reunión sumamente emotiva a la cual acudieron luchadores sociales de las 32 entidades federativas y del exterior con el fin de unir al partido desde las bases en favor de la defensa de los principios fundacionales del movimiento de no mentir, no robar y no traicionar.

En la plenaria de apertura participaron destacadas figuras públicas fundadoras del partido-movimiento como Paco Taibo II, Jesusa Rodríguez, Alejandro Solalinde, Víctor Toledo, Paloma Saiz, Irma Eréndira Sandoval, Haydée García y José Gandarilla. Todos coincidieron en la urgente necesidad de actuar ahora antes de que sea demasiado tarde para evitar que las prácticas de clientelismo, corporativismo y corrupción propias del viejo régimen neoliberal devoren al partido de la esperanza.

No es suficiente solamente ganar elecciones. Es también necesario apostarle a la revolución de las conciencias y demostrar que es posible ejercer otra forma de hacer política. En su último discurso como dirigente del partido, durante el quinto Congreso Nacional Extraordinario celebrado el 19 de agosto de 2018, Andrés Manuel López Obrador fue meridianamente claro sobre la necesidad de que el partido-movimiento ponga siempre los principios por adelante:

“No es llegar por llegar, no es encaramarnos en los cargos públicos sin un ideal, sin un principio… Lo que ha mantenido a Morena, lo que hizo triunfar a Morena fueron los ideales, los principios, fue la congruencia, y eso es lo que tenemos que mantener” (https://bit.ly/35Yojdz).

Para lograr este objetivo, se aprobaron dos reformas claves al estatuto del partido. Por un lado, se creó un potente Instituto de Formación Política que ejercería la mitad del presupuesto del partido con el fin de lograr una transformación profunda en la cultura política y, por otro lado, se incluyó el artículo 6 bis al estatuto que señala que “la trayectoria, los atributos ético-políticos y la antigüedad en la lucha por causas sociales… serán vinculantes y valorados para quien aspire a ser candidato a un cargo interno o de elección popular” con el fin de evitar la llegada de “chapulines” de mala fama.

Lamentablemente, hasta la fecha no se han cumplido estas dos reformas. Tal y como hemos documentado en estas páginas, ha habido un quebranto institucional del partido, así como un preocupante alejamiento de las cúpulas de las bases (https://bit.ly/3B3TrDHhttps://bit.ly/3Let2aP, y https://bit.ly/3GvVyBo)

Ahora bien, en 2019 López Obrador lanzó una advertencia sobre el proceso de degradación que ya estaba afectando al partido. En su conferencia matutina reiteró que “si no hay ideales, no hay principios, no se puede hacer política” y, después de recordar que “es muy lamentable que los partidos que surgen defendiendo causas justas terminen muy mal”, sentenció que “yo, si el partido que ayudé a fundar, Morena, se echa a perder, no sólo renunciaría, sino que me gustaría que le cambiaran de nombre” (https://bit.ly/3urYzjO).

Hoy, casi cuatro años desde el discurso de 2018 y dos años después de la declaración mañanera de 2019, la militancia se ha levantado en toda la nación para hacer realidad el sueño de López Obrador de ejercer la política de otra manera.

Los más de 3 mil individuos libres reunidos este sábado en la primera Convención Nacional Morenista llegaron a 21 acuerdos que trazan una ruta clara hacia el rescate del partido desde el pueblo y para el pueblo. Estos acuerdos incluyen el apoyo irrestricto a la reforma eléctrica, la participación libre y ciudadana en favor de la ratificación de mandato del Presidente, la unidad en respaldo a los candidatos que decida postular el partido para las seis gubernaturas en juego este año, así como una serie de exhortos específicos hacia el Comité Ejecutivo Nacional, el Consejo Nacional, la Comisión de Honestidad y Justicia, el Instituto de Formación Política y los gobernadores emanados del partido (https://morenademocracia.mx/acuerdos).

Hubo también un pronunciamiento unánime de la asamblea en favor de la emisión de una convocatoria para un séptimo Congreso Nacional Extraordinario con el fin de “renovar la totalidad del Comité Ejecutivo Nacional y establecer un CEN estrictamente interino y transitorio”, cuyo mandato sería arreglar el padrón del partido y “convocar a la celebración de un congreso nacional ordinario refundacional antes de que termine 2022”.

En el mismo acto más de 50 consejeros nacionales y estatales firmaron la convocatoria y durante las próximas semanas trabajarán en unidad con el propósito de sumar a más colegas consejeros hasta alcanzar el número de firmas requeridas. Confiamos en que se privilegiará la unidad del partido por encima de los intereses personales y que pronto nos encontraremos en medio de un proceso de franco fortalecimiento y renovación del partido-movimiento de la Cuarta Transformación.

www.johnackerman.mx